domingo, 17 de junio de 2012

APRENDAMOS A ANALIZAR LAS IMÁGENES



Si realmente deseamos “leer” una imagen, hemos de diferenciar entre elementos de orden denotativo, esto es, qué es lo que vemos objetivamente en la imagen, y elementos de orden connotativo, es decir, qué nos sugiere la interpretación de la imagen.

Respecto al primer factor detonante, hemos de tener en cuenta los diferentes elementos simples de la imagen, como la línea, la luz, la forma, el color, el encuadre, el movimiento, el texto, etc., detalles que nos dan ciertos matices de complejidad, abstracción u originalidad. Con este análisis denotativo de la imagen, podremos ser capaces de intentar explicarnos de una manera un tanto más sistemática la manera en la que influye cada elemento y su combinación con otros.

Por el contrario, en el nivel connotativo interpretamos la imagen de forma semántica o crítica, aportándole significado semántico. De ahí que se precise en la escuela una educación para la alfabetización de los medios de comunicación con el fin de que todo individuo de esta civilización sea capaz de comprender las construcciones de la media con las que estamos en contacto a diario. De hecho, ¿para qué queremos “leer” las imágenes si no seremos capaces de interpretar su significado?

Sólo de este modo conseguiremos ciudadanos críticos preparados para afrontar las diferentes manipulaciones que diariamente hemos de filtrar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario